Páginas

jueves, 12 de enero de 2012

El Agua, El Arbol y el Río.

Ser, que en mi ribera vives, hazme saber al menos,
contéstame, no te calles, se conmigo sincero.

¿ No conoces ?, acaso, aquella que en mi seno llevo.

Por mi lecho transcurre, cuando ella cae del cielo
tan rápida discurre, que conocerla no puedo
cuando llega el estio, se evapora hacia el cielo.

¿ Como podré conocerla ?, dimelo ser alto y esbelto.
Dime si eres amigo, de aquella a quien conocer quiero

! No dejo, acaso, a tus pies tocar mi lecho ¡.
! No lava ella tus pies, desnudos y feúcos ¡.

Se, eres amigo de aquella a quien conocer quiero,
! no respondes malicioso ¡, acaso algun mal te he hecho.

! No están mis orillas llenas, de tus marchitos y secos dedos ¡.
! No navegan tus pardas, secas hojas ...
en el caudal de agua deliciosa, que recorre el mio lecho ¡.

Eres un ser ostentoso, pretensioso y grotesco,
¿ Por qué no contestas ?, Si de sobra conoces ...
aquella a quien conocer en este mundo mas deseo,
tú, la conoces mal amigo, ser beocio y tontuelo.

Si te sustentas de ella; ! No eres conmigo sincero ¡.
¿ Como podré conocer, aquella a quien tanto quiero ?.


Intente de convencerla, no sustentes a ese ser alto, esbelto,
a ese ser malicioso, a quien nombrar si quiera quiero,
mas no logré me escuchara, olvide, olvide ...    era tal mi deseo,
que olvide en ese instante, que alcanzarla no puedo.

Cansado he de estar, de este ser, pretensioso y grotesco
que no quiere ayudar a quien le lleva el sustento
ni si quiera me habla, hace sordo mi lamento.

Decidi al menos decir ....  
aqueste mi pensamiento.

Fueseme ella a escuchar...
deje estas palabras al viento:

Agua, clara deliciosa, dulce ser, que en mi lecho llevo,
ve despacio, no discurras rápido, como acostumbras a hacerlo,
no huyas de mi, Agua mía, pues sin conocerte, quererte quiero.


viernes, 1 de octubre de 2010

El pasar del tiempo

En el atardecer sombrío
dos tórtolas, se acurrucan
sienten sus cuerpos fríos,
llega la noche oscura.

El sol, coge su manta
la luna, se levanta
y el cielo azul oscuro
de estrellas se llena, seguro.

La noche, llama a su amada
la luna, clarea la vaguada
el cielo , chisporrotea,
con la luz de las estrellas.

Entre sombras, ocultadas
por la noche clareada
ateridas en su rama,
dos tórtolas acurrucadas.

Poco a poco va ocultando
la cara la luna cansada,
las estrellas sus luces apagan
y el cielo oscuro, se aclara.

Poco a poco va surgiendo
de su lecho el astro excelso
el sol, con su cálida sonrisa,
deshace las sombras sin prisa.

En el amanecer esplendoroso,
todo renace a la vida,
el mundo es hermoso;
el cielo se llena de rojo.

Y encima de aquella rama
recibiendo la mañana,
aparecen soñolientas
dos tórtolas, acurrucadas.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La alegría del canto del ruiseñor ....

El bello canto del ruiseñor
recorre mis oídos, turbados,
por oírte rechazar mi amor,
para mi es triste y amargo.

La desesperación, la razón,
dominan mi vida del todo,
el amor y la pasión
los desecho poco a poco.

La belleza de esa flor,
a mis ojos, le ha sido vedada,
ya no veo su color,
ni huelo su miel azucarada.

La frialdad de tu amor
recorre mi corazón en pena,
hiela el mar de mi pasión,
destruye, mi naturaleza.

El calor de mi corazón
me va dejando por momentos,
la alegría del canto del ruiseñor
va minando mi tormento.

La forma de ser de tu amor
borra, la faz de mi tierra,
la marchita, 'di mejor' ....
quema las entrañas de mi existencia.

El frío helado que me das,
va cubriendo mi corazón partido,
el latir no se oye mas,
tienes en tus manos mi destino.

sábado, 3 de julio de 2010

Bella Fontana

Bella fontana perdida
entre frondosos nogales
luce garganta divina
entre jilgueros y zorzales

Bella fontana plateada
tus aguas son bien preciadas
corren entre piedras tan lisas
riegan mi tierra dorada

Limpia fontana, sin duda
todos te consideran pura
llenas de vida el cauce
insuflas la savia al sauce ...

Llora, callando sus penas
a tu orilla se consuela,
caen sus lágrimas a la arena
dulce fontana, que bella

Bella fontana, preciosa
entre floridos naranjos
luce garganta graciosa
entre mirlos y arrendajos

jueves, 1 de julio de 2010

La plaza y el niño

En esa plaza baldía
un niño se entretenía,
jugaba, se divertía
pensaba, el zagal, mientras reía
'que pronto se pasa el día'

Corre que corre a la fuente,
fuente, en la plaza había,
corre entre la gente,
ausente, de la algarabía
hace la plaza estridente


En esa plaza lozana
donde gente de costumbre sana
se reúnen cada mañana,
el niño come una manzana,
espera sentado, a su hermana


Mira que mira a la gente,
gente en la plaza habita,
mira que mira la fuente
piensa mientras dormita,
'es hora de llenar la marmita' .

SIn Titulo

Gran, esperanza
de virtud diestra.
Cruel, destemplanza
de luces bohemias.
Sol, sin tardanza
muestra tu cuerpo,
Sol, mi esperanza
siente, mi esfuerzo.
Vil, piel humana,
traje de esparto,
tez anhelada,
noche de encanto

lunes, 8 de febrero de 2010

Reflexiones de un poeta










Un poeta escribía, afligido              
se encontraba en un campo florido
en una pradera sin nombre,tendido
en un lugar, aciago, desconocido


"Las rosas exhalan sus perfumes
al viento que corre entre las nubes
La orquídea dispersa su fragancia
al aire que surca la montaña
El jazmín rebela su aroma
deja en mi, su presencia dulzona
La violeta se mece alegremente
ofrece su olor diferente
La eleanor, muestra su esencia
muchas otras flores hay, paciencia.

En esta pradera sin nombre, tendido
me encuentro inmerso, entre olores, perdido
en este lugar maravilloso, delicioso
escribo este poema fragante, precioso"

El poeta, escribiendo rendido
entre flores de bellos colores, dormido
soñó con bellos olores, divinos
despertó,  pensó, en su sino.